Solo uno de cada diez conductores ve viable la compra de un vehículo eléctrico

El coche eléctrico solo es una alternativa real de compra para el 10 por 100 de los futuros compradores españoles de un vehículo, con la falta de una red de infraestructura de recarga más amplia como una de las principales trabas.

Además, para un 40 por 100 su elevado precio es otro de los grandes problemas para conseguir la generalización de este tipo de vehículos en el parque móvil, según la octava edición del estudio “Españoles ante la nueva movilidad”, realizado por PONS Seguridad Vial y Luike con la colaboración de Geotab, Wible, Moovit y ALD Automotive.

Los usuarios también señalan que el rango de autonomía de entre 100 y 200 kilómetros es suficiente para el usuario diario de un vehículo eléctrico.

Por otro lado, cuatro de cada diez españoles tampoco son capaces de diferenciar entre un coche eléctrico puro, un híbrido y un híbrido enchufable.

No obstante, según el estudio, el 40 por 100 de los encuestados que desea adquirir un coche antes de un año reconoce estar interesado especialmente en la tecnología híbrida, por delante de los vehículos impulsados por gasolina (29 por 100) y diésel (17 por 100).

Las posibles restricciones futuras a modelos de combustión en las principales ciudades continúan siendo una constante en lo que a intención de compra se refiere. Uno de cada tres encuestados reconoce que las medidas restrictivas aplicadas a los automóviles diésel y de gasolina por distintas administraciones han provocado un retraso en la decisión de compra.

 

Ver noticia