Semihíbridos 2.0: así volverá el diésel a ser imbatible en consumos y emisiones

Los motores semihíbridos, también conocidos como mild hybrid, han llegado para quedarse y prueba de ello es que estamos en ciernes de descubrir la segunda generación de esta tecnología. Al amparo de la etiqueta ECO y unas emisiones cada vez más reducidas, la nueva oleada de semihíbridos volverán a colocar al diésel como la opción más eficiente. Menos consumo, menos emisiones, pero sobre todo menor precio de compra, unos semihíbridos diésel 2.0 que pretenden desbancar a los híbridos gasolina.

La tecnología semihíbrida triunfa gracias a la etiqueta ECO, pero sobre todo a un coste contenido y mucha capacidad de adaptación

Pocos son los coches a la venta hoy que no ofrecen una opción semihíbrida en sus gamas. La idea de usar arquitecturas paralelas de 48 voltios para asistir al motor térmico ha conseguido convencer a los fabricantes, una tecnología que permite reducir levemente emisiones y consumos, pero que lo hace a un coste de fabricación bajo y con grandes beneficios tal y como demuestra la regulación española con la siempre polémica etiqueta ECO.

Tecnología semihíbrida (Mild Hybrid) empleada en la actualidad

Pero el motor semihíbrido ya tiene lista una nueva generación según nos presenta Continental, y no, no estamos hablando de los nuevos semihíbridos de 12 voltios. El fabricante alemán ha descubierto los detalles de los semihíbridos 2.0, aplicables tanto a motores diésel como gasolina, pero ofreciendo lo mejor de sí en los motores alimentados por gasóleo dada su mayor eficiencia. Las ventajas de esta nueva generación la encontramos en una asistencia eléctrica más protagonista, con hasta 30 kW de potencia eléctrica (ahora se mueven en torno a los 12 kW), una reducción de emisiones de CO2 del 20% y suficiente capacidad como para impulsar al vehículo en modo eléctrico hasta los 90 Km/h. Esto consigue que la asistencia vaya mucho más allá de la función Start/Stop.Por qué deberías desactivar, o no, el Start/Stop de tu coche diésel

El sistema Start/Stop se ha convertido en una tecnología habitual en los coches

En resumidas cuentas Continental ha conseguido reducir la brecha entre híbridos y semihíbridos para hacer aún más interesantes a los últimos. El complejo y costoso desarrollo de los motores híbidos completos pretende ser respondido con una segunda generación de semihíbridos con grandes posibilidades en tanto a modularidad, adaptables a cualquier motor térmico en producción y con diferentes configuraciones para adaptar su trabajo.

El semihíbrido más capaz a la caza del híbrido

Tras probar las ventajas de los semihíbridos no podemos sino decir que los motores híbridos completos que hoy se venden ofrecen de forma clara mayores ventajas a la hora de reducir consumos y emisiones, no así legislativas al ser considerados como iguales por la DGT y sus distintivos medioambientales. Nuestra comparativa entre el Toyota RAV4 Hybrid y el Hyundai Tucson semihíbrido diésel es una prueba muy clara. Pero con esta segunda generación de semihíbridos a la vuelta de la esquina el escenario podría cambiar, especialmente si la nueva tecnología de 48 voltios cumple su promesa en tanto a contención de costes y capacidad de adaptación a las necesidades de cada coche.

Ver noticia