Madrid Central: ¿Qué cambia desde hoy, 1 de julio?

  • Desde ahora y hasta el 30 de septiembre NO se multará por entrar a Madrid Central.
  • El nuevo Gobierno popular quiere poner en marcha un plan alternativo.

El nuevo Gobierno popular que rige la capital ha paralizado Madrid Central en lo que a multas se refiere a la espera de elaborar un nuevo plan anticontaminación.

Madrid Central es historia, al menos tal y como lo conocíamos desde el pasado 30 de noviembre de 2018. El nuevo Gobierno popular que rige los destinos de la capital ha decidido suspender desde hoy, 1 de julio, y hasta el próximo 30 de septiembre el procedimiento sancionador vigente al considerarlo erróneo, además de apagar los semáforos instalados en la A-5, uno de los accesos más congestionados de Madrid.

La puesta en marcha de esta zona restringida al tráfico ha logrado un descenso de las emisiones de CO2 del 44% sólo durante el pasado mes de mayo en comparación con el mismo período del año anterior. Además, el tráfico se ha reducido en un 24% en la Gran Vía, uno de los ejes de la ciudad. Dos datos que, según las asociaciones a favor de Madrid Central, demuestran el éxito del proyecto.

Para compensar esta suspensión, y a la espera de que se elabore un nuevo plan anticontaminación, se han reforzado hasta diez líneas de autobuses, lo que supone un incremento del servicio del 6,9%. Con ello, se quiere incentivar a los ciudadanos a usar el transporte público. Además, el Gobierno de Martínez-Almeida quiere poner en marcha ayudas para la renovación del parque automovilístico con prioridad hacia los coches eléctricos e instalar más puntos de recarga para estos.

¿Es éste el fin de Madrid Central? No, porque acabar con este proyecto requiere obtener mayoría absoluta del pleno municipal, algo bastante complicado. La idea de Martínez-Almeida y su grupo es reunirse con representantes de los habitantes de las zonas delimitadas por Madrid Central para conocer de primera mano lo que ha supuesto y así obrar de cara a establecer nuevas limitaciones.

El nuevo Gobierno de Madrid también tiene en cuenta las medidas que se toman desde hace tiempo en otras ciudades de referencia en Europa. Londres, por ejemplo, tiene desde 2008 dos zonas urbanas restringidas en las que los conductores han de pagar un peaje de hasta 14 euros al día en función de lo contaminante que sea su coche. Además hay una tarifa de congestión para todos los conductores en días laborables de 07:00 a 18:00 horas de 13 euros. París, por su parte, clasifica los coches del uno al cinco en función de lo contaminantes que sean, y los de máxima categoría tienen prohibido el acceso a cierta zona de la ciudad de 08:00 a 20:00 horas.

Ver noticia