Jaguar demuestra que un motor diésel puede ser limpio y sostenible

Frente a la injusta demonización de los motores diésel, Jaguar, uno de los fabricantes más comprometidos con la innovación y el medio ambiente, se ha propuesto desmontar los falsos bulos que sobre esta tecnología circulan en la actualidad

¿Cuántas veces has oído decir en los últimos meses que los motores diésel tienen los días contados? ¿O que son los que más contaminan y en unos años las autoridades van a prohibir, incluso, su uso? Como nosotros, estamos seguros de que unas cuantas.

Y es que de un tiempo a esta parte si ha habido un tema que se ha situado en el centro del debate social ese ha sido el de los coches diésel. Las restricciones al tráfico en grandes ciudades como Madrid o Barcelona, las declaraciones de ciertos políticos y, para terminar, el nuevo impuesto a este carburante ha provocado que circulen un sinfín de bulos sobre esta tecnología y lo que es peor: ha hecho que muchos usuarios tengan cada vez más dudas a la hora de comprarse un coche diésel.

Y, en cierto modo, es comprensible. La compra de un vehículo es, sin duda, de una de las inversiones más importantes que realizan las familias a lo largo de su vida y resulta lógico que quieran estar seguras de que aciertan y de que, en un plazo no muy largo de tiempo, no van a tener inconvenientes para usarlo o venderlo.

El problema es que, en la mayoría de los casos, estas dudas no tienen razón de ser ya que surgen de verdades a medias, de informaciones imprecisas, sesgadas e incluso inventadas que leemos en medios de comunicación o escuchamos en conversaciones de personas que, por desgracia, no están lo suficientemente informadas y formadas para hablar de esta problemática.

Para evitar que se sigan extendiendo este tipo de rumores y que la ciudadanía sepa la verdad sobre los motores propulsados por carburantes diésel, Jaguar, uno de los fabricantes de coches con más historia, ha puesto en marcha la campaña #VerdadesDiésel.

A través de ella, y con el compromiso que lleva impreso desde su creación, la firma británica de coches quiere desmontar algunos de los falsos mitos que rodean a estos motores en general y a la nueva generación de diésel Jaguar en particular, que, tras décadas de constante investigación, están considerados como los más eficientes y limpios de su historia.

¿DE VERDAD SON TAN CONTAMINANTES COMO DICEN?

Jaguar_2No. De hecho, aunque se culpa a los vehículos diésel de la contaminación del aire actual, lo que muchos no saben es que la producción eléctrica y de calor es el principal responsable de las emisiones globales de CO2, -el principal gas responsable del efecto invernadero-, un 34 % según la Agencia Internacional de la Energía. Por aportar otro dato, solo los 15 barcos mercantes más grandes del mundo emiten más óxido de nitrógeno (NOx), un gas nocivo para la salud, que 760 millones de coches.

Además, un gran numero de informes realizados por universidades y centros tecnológicos demuestran que los vehículos de gasóleo son, en realidad, menos contaminantes que los de gasolina. Básicamente porque para cumplir con la normativa europea actual, la Euro 6, los modernos motores diésel presentan niveles mínimos de emisiones NOx y partículas y, además, emiten menos CO2 que sus homólogos de gasolina. O dicho de otra forma: esta estricta normativa no permite que a día de hoy un diésel contamine más que un coche híbrido o impulsado a gasolina.

En el caso de Jaguar, la marca lleva invertidos más de mil millones de euros en su vanguardista fábrica para desarrollar motores diésel más pequeños y con emisiones más reducidas, un reto que han conseguido gracias, entre otras novedades tecnológicas, al revolucionario AdBlue.

Se trata de un sofisticado líquido con base de urea que la exclusiva marca incorporó desde septiembre de 2015 y que sirve para depurar los gases contaminantes que se producen por el proceso de combustión de los diésel, haciendo que estas emisiones sean realmente mínimas y casi cero.

Su esfuerzo en esta materia ha sido tal que entre 2004 y 2016 logró reducir las emisiones de NOx hasta en un 90%. Además, Para cumplir con la rigurosa normativa en materia de emisiones introducida en 2009, todos los nuevos diésel de Jaguar están equipados con filtros de escape. También conocido con el nombre de filtros de partículas diésel (DPF), son capaces de capturar el 99% de todas las partículas.

En resumen, los nuevos modelos diésel de Jaguar además de cumplir con las restricciones de la normativa Euro 6, se encuentran entre los más limpios del mundo. De hecho, pueden presumir de que sus niveles de emisiones de CO2 son entre un 20% y un 25% menores que los motores de gasolina, todo ello sin renunciar a la innovación, deportividad y potencia que, como todo el mundo conoce, son ya sello inconfundible de la casa.

Un buen ejemplo de este triple compromiso y de su respeto al medio ambiente son la nueva generación de motores Ingenium de Jaguar Land Rover, que se encuentran entre los mejores y más limpios de la historia del fabricante cuyos modelos, años después, continúan siendo icono de la sofisticación y la deportividad.

Por poner un caso concreto, el motor diésel Ingenium del Jaguar XE, uno de sus últimos y codiciados modelos, ofrece unas emisiones de 106 g/km de CO2, una cifra bastante inferior de la que emiten que la media la mayoría de los fabricantes, siendo considerado como uno de sus vehículos más eficientes hasta la fecha.

LA OPCIÓN MÁS ADECUADA PARA SUV Y VEHÍCULOS PESADO

Jaguar_3Otra de las falsas creencias que se ha impuesto y que Jaguar quiere desmontar es que los turismos a gasóleo son siempre peor opción, algo que históricamente se ha demostrado que no es así, tal y como también cree la mitad de los conductores españoles.

Y es que, a pesar de su injusta demonización, según un estudio realizado por Clicars.es el 47% de los usuarios de automóvil encuestados tiene un diésel y, pese a la campaña de desprestigio en torno a este combustible, este segmento de la población asegura que no lo cambiaría por otro aunque tuviera la oportunidad de hacerlo.

Para entender esta fidelidad hay que tener en cuenta el tipo de conducción y tener claro que, al consumir menos, puede ser la elección más acertada puesto que cuanto más se conduce, más se amortiza.

Además, existen muchos segmentos en los que la opción diésel sigue siendo la más recomendable. Nos referimos a los SUV, monovolúmenes, todocaminos, todoterrenos y grandes berlinas, vehículos, por lo general, grandes y pesados, y para cuyo desplazamiento se requiere de un mayor consumo de combustible.

Por lo tanto, aunque se afanen en decirte lo contrario, si tu duda es si decantarte por un gasolina, eléctrico, híbrido o los nuevos motores diésel, los expertos siguen recomendando el diésel para aquellos conductores que hacen muchos kilómetros, ya que pese a los prejuicios, siendo la opción más eficiente en términos de consumo y también de emisiones de CO2.

En el caso de los nuevos motores diésel de Jaguar, ofrecen un consumo de combustible mejorado con características de par adecuadas para la conducción todoterreno o con remolque. Se trata de una eficiente combinación que da lugar a un rendimiento muy fiable si hablamos de distancias largas. Desde la marca del felino aseguran que si recorres 19.000 kilómetros o más en un año, el diésel es, sin lugar a dudas, la opción más rentable.

En conclusión, su probada eficiencia sumada a su bajo nivel de emisiones, podemos decir sin miedo a equivocarnos que los diésel tienen el mismo futuro que los de gasolina.

NO, LOS DIÉSEL NO SE VAN A PROHIBIR

Otro de los bulos más extendidos y que está generando muchas dudas entre los conductores es el que asegura que en un futuro muy lejano se van a prohibir este tipo de motores. Nada más lejos de la realidad. En ningún país de la Unión Europea hay iniciativa alguna con un calendario de prohibición de vehículos diésel y tampoco de vehículos impulsados por otro tipo de combustibles fósiles.

Todas las medidas que se han llevado a cabo en algunos países están relacionadas con el establecimiento de plazos para ir sustituyendo los vehículos más antiguos por otros más modernos que mejoren en aspectos como la eficiencia y la seguridad.

Seguro que también has escuchado que los fabricantes, por su parte, también van a dejar de ofrecer motores diésel en sus gamas y que esta tecnología podría desaparecer. Se trata de otra información sin fundamento ya que estos motores son en la actualidad más que necesarios puesto que a día de hoy ofrecen un consumo y unas emisiones inferiores a las de los propulsados por gasolina.

De hecho, las marcas necesitan esta tecnología para propulsar sus modelos más pesados y que más consumen puesto que tienen que cumplir con los límites de emisiones de CO2 que en la actualidad está fijado con 130 g/km y para 2020 será de 95 g/km.

La polémica viene porque algunos ayuntamientos han anunciado que van a prohibir los vehículos de gasóleo. Pero no para todos sino para los más viejos, es decir, los que no cumplen la normativa Euro 5, aquellos anteriores a septiembre de 2009.

LOS DIÉSEL DE JAGUAR SÍ DISPONEN DE ETIQUETA MEDIOAMBIENTAL

Otra de las ideas equivocadas que Jaguar quieren desmontar es que los diésel carecen de etiqueta medioambiental, el distintivo que distribuye la Dirección General de Tráfico (DGT) para clasificar a los vehículos según su huella medioambiental.

Al contrario de lo que muchos pueden haber leído o escuchado, Jaguar confirma que todos sus vehículos diésel cuentan con la etiqueta C, una categoría en la que están incluidos los turismos de gasolina Euro 4, 5 y 6 y los diésel Euro 6, en concreto los turismos y furgonetas de gasolina matriculadas a partir de enero de 2006 y gasoil a partir de 2014.

Por lo tanto, pese al miedo infundado, los diésel de Jaguar y todos los que cumplan con la normativa europea pueden circular en ciudades como Madrid por toda la M-30 y la almendra central. Además de tener acceso libre a esta ciudad en los episodios de alta contaminación 1,2,3 y 4, podrás aparcar tu Jaguar diésel en las plazas y horarios SER si se fijase el escenario 1 para episodios de contaminación por dióxido de nitrógeno.

Otro detalle que hay que tener en cuenta es que pese a la cruzada antidiésel se ha demostrado que las emisiones de CO2 de los coches nuevos siguen creciendo en Europa. El motivo que se esconde es que, ante el miedo que han instaurado algunas autoridades, los usuarios se terminan comprando un vehículo de gasolina, peor opción frente al diésel ya que emite más CO2 y con los que los Gobiernos acaban recaudando más impuestos y beneficiándose más.

En definitiva, el diésel y, más en concreto los nuevos diésel de Jaguar, son la prueba definitiva de que es una tecnología con mucho futuro, además de que, a pesar de ser llamados cero emisiones, algunos estudios aseguran que los vehículos eléctricos e híbridos no son aún una alternativa viable a las emisiones. La universidad de Edimburgo ha demostrado que éstos emiten tantas o más partículas contaminantes que los de gasoil, por un lado, por cómo se produce la electricidad que los mueve y, por otro, por sus baterías, que, aunque no lo veamos, también necesitan una quema considerable de combustible para su fabricación.

Más allá de las consideraciones personales, estas son algunos de las #VerdadesDiésel que Jaguar quiere que la ciudadanía conozca para tomar decisiones tan importantes como es la de un cambio de coche y donde la casa de lujo y su puntera ingeniería automovilística tiene mucho que decir ya que ha demostrado que es posible fabricar los motores diésel más limpios y eficientes del mundo.

 

Ver noticia