¿QUE ES UN INDEPENDIENTE?

El término “independiente” no es una denominación legal, si bien el operador independiente es un agente específico y clave de los mercados de la distribución de productos petrolíferos. Cuando hablamos de operadores independientes, nos estamos refiriendo a compañías que no están controladas por las multinacionales integradas tradicionales. Además de ello, los independientes se caracterizan por no estar habitualmente presentes en la exploración y el refino de crudo y por ser empresas de ámbito nacional. La actividad de los operadores independientes se centra pues en la importación, la distribución al por mayor y al por menor y el almacenamiento de productos petrolíferos y de productos alternativos.

UPI acoge asimismo a operadores pertenecientes a grupos con capacidad de refino fuera de España pero cuya problemática básica en España es la de un operador independiente.

En España, los operadores independientes representan más del 10% del mercado. En Europa, cubren más de un tercio de la demanda.

Los operadores independientes cumplen una indispensable función reguladora en un mercado en evolución, en beneficio último de los consumidores. En concreto:

  • Diversifican las fuentes de aprovisionamiento, mejorando la garantía del suministro.

  • Diluyen las situaciones de dominio, aportando competencia efectiva.

  • Responden mejor a las necesidades locales por cuanto sus decisiones no proceden de un centro de control internacional.

  • Tienen una mayor capacidad de adaptación a los cambios estructurales de mercado.

Todo lo anterior cobra una especial relevancia en el caso del mercado español, dominado por empresas verticalmente integradas y donde la presencia de compañías independientes supone una garantía de competencia efectiva y seguridad de suministro que entendemos debería ser tenida en cuenta por la Administración en todo momento.